Skip to main content

Se vislumbra, y eso quiero pensar, que se abre una nueva etapa cargada de ilusión y ganas de vivir, relajarnos, disfrutar y divertirnos, tras una etapa tan aciaga como la del último año.

Somos realistas y sensibles a la difícil situación que en el día a día tienen que afrontar muchos de nuestros vecinos y al mismo tiempo, no quiero dejar de lado la responsabilidad con la que cada uno de nosotros debemos de cargar a la hora de volver a una vida social “casi normal”.

Quiero manifestar mi optimismo acerca de que superaremos los escollos, aunque nos cueste reponernos y seguir adelante.

No nos queda otra.

Deja tu comentario